Follow by Email

lunes, 24 de octubre de 2011

El Iluminismo en los métodos histórico-críticos

Generalmente, los métodos histórico-críticos que se usan para llegar a la redacción original de los textos evangélicos, se basan en criterios tomados del Iluminismo.  El Iluminismo es una teoría filosófica que niega que Cristo sea Dios y por tanto que niega la fe; así es obvio que contradice la Hermenéutica o interpretación de la fe. Basados en este pensamiento filosófico, se nos presentan como originales diversos "Jesuses" sin conexión entre sí y todos meramente humanos: por ejemplo Jesús el doctor judío, Jesús apocalíptico, Jesús político, Jesús revolucionario, etc., pretendiendo que "su Jesús" es la única presentación válida de Jesucristo.
La Hermenéutica o interpretación de la fe, por el contrario, es unitiva, asume la unidad dentro de la diferencia de las fuentes y culturas desde la perspectiva del Verbo encarnado. Toma lo válido a lo que se llega por el método crítico-histórico y rechaza lo espurio. No niega las diferencias de las fuentes y culturas, sino que las supera integrándolas en una unidad superior: la del Verbo encarnado, en el que armoniosamente, en una persona, se unen la naturaleza humana y la divina.  
Superando las divisiones que despedazan al mundo y al hombre, entregándose y recibiéndose se enriquecen las culturas mutuamente por Cristo que se nos dio a sí mismo y en sí mismo nos dio toda la plenitud de Dios. En la única persona de Jesús que comprende la naturaleza divina y la humana, está la síntesis del hombre y el mundo. La proyección de la Encarnación, como criterio histórico y científico de integración y progreso, es el criterio válido de toda interpretación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario