Follow by Email

domingo, 16 de octubre de 2011

Dinastía ejemplar; Tcheu.

Esta Dinastía, de la que anteriormente hemos descrito su Cosmogonía,  ha sido una de las más largas de la historia, duró 728 años, del 1028 al 256 a.C. En la religiosidad se toman muchos elementos de la dinastía Chang. Se denomina a Dios como el CHANG-TI, pero ahora se le añade otro sinónimo, "TIEN" que equivale a Cielo. La tierra entra a formar parte de la divinidad como garante de fecundidad, como madre. Así se deposita al recién nacido o al moribundo sobre el suelo para recibir la aprobación del nacimiento o de la muerte. Se conocen una infinidad de dioses subordinados al TIEN como dioses terrenos. La religiosidad sigue siendo cósmica afectada por los ciclos agrícolas, así la invocación al TIEN se hace en especial en tiempos de sequías, inundaciones, u otras desgracias cósmicas. Es de notar que se inicia esta dinastía por el que se dice enviado del TIEN contra la decadencia y corrupción de la dinastía CHANG. Se trataba del duque de TCHEU que viene a reparar los vicios de la decadencia de esta dinastía. El culto a los antepasados sigue, la tumba-habitación sigue manteniéndose igual que en la anterior dinastía. Es de notar en esta dinastía la secularización progresiva del TIEN que de un Dios como tal se constituye ahora más bien en guardián del orden cósmico. Cosa que acontece en muchas expresiones de religiosidad.
Anoto lo mismo que respecto a la cultura CHANG, donde se ve la necesidad de la intervención directa de Dios en la Revelación para evitar la corrupción de la misma religiosidad que se niega en el secularismo como hoy en día en los medios de comunicación. Es de notarse el anhelo de una redención a cargo del duque de Tcheu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario