Follow by Email

sábado, 15 de octubre de 2011

Cosmogonía Tcheu

 En la antigua cultura china se explicaban el origen del mundo de la siguiente manera: en el principio existía un caos en forma de huevo. Allí nace un ser con el nombre de Pan-KU, tiene forma humana.  La cosmogonía se origina con el sacrificio de Pan-Ku, como también se origina en el caso de Tiamat, de Purusha y de Yimir en las culturas del Medio Oriente y de la India. Cuando muere Pan-Ku, su cabeza se convierte en un pico sagrado; sus ojos, en el sol y la luna; su grasa, en el mar y los ríos; y sus pelos y cabellos, en los árboles y los vegetales. Al principio había una comunicación entre el cielo y la tierra; esta comunicación se hacía a través de una montaña, o de un árbol o de una escalera. Los dioses y los humanos subían y bajaban de la tierra al cielo y del cielo a la tierra. El mal se explica porque los dioses a veces causaban daños a los hombres, o bien porque los hombres cometieron un mal mítico y entonces el augusto Señor del Cielo mandó talar el árbol, aplanar la montaña y destruir la escalera. Ahora los hombres sólo pueden subir al cielo mediante la nostalgia que se obtiene en el éxtasis.
Es interesante constatar cierto atisbo del pecado original y de la necesidad de la Redención. Estos anticipos proceden de la llamada “Revelación primitiva” que Dios ha concedido a todos los pueblos, y que culmina en la Revelación judio-cristiana. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario